anterior autor siguiente

    BALADA DEL FINO AMOR

«Voi che sapete ragionar d'amore,
udite la ballata mia pietosa»

Dante

Bajo el remoto azul de un cielo en calma,
y al susurrar de la alameda umbría,
para tu elogio he de contar un día
cómo fue que el amor nos llegó al alma.

Cómo fue... ¿Pero acaso, no es sabido
el modo de venir que tiene el ave,
cuando recobra, peregrina y suave,
la solitaria intimidad del nido?

¿O alguien ignora lo que pasa, cuando
la luna de las flébiles congojas,
a través de las almas y las hojas,
derrama sombra y luz, como llorando?

¿Y habrá quien no haya visto en un inerte
crepúsculo, de gélidos candores,
caer las violetas ulteriores,
de las lánguidas manos de la muerte?

autógrafo

Leopoldo Lugones


subir volver Las horas doradas (1922)   siguiente anterior
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio