Enrique Lihn (1929-1988)

José A. Goytisolo Jaime Gil de Biedma autores inicio autores siglo XXI título y primer verso audio Foto biografía wikipedia poemas obras Dedicados a Enrique Lihn buscar enlaces nuevo aleatorio selección poemas
MENÚ DE POEMAS por TÍTULO y primer verso

A Roque Dalton

Ahora que quizás, en un año de calma

Álbum

BARRO

Barro, rencor inagotable. Toda otra fuente termina por ceder

CALETA

Cámara de Tortura

Canta este gallo, el mismo, y yo: ¿soy otro?

CEMENTERIO DE PUNTA ARENAS

De todas las desesperaciones, la de la muerte tiene que ser la peor

DESTIEMPO

Dirán que se ha dormido para siempre, dirán

Él botó esta basura

El hijo único sería el mayor de sus hermanos

El vaciadero

ELEGÍA A CARLOS DE ROKHA

ELEGÍA A GABRIELA MISTRAL

En esta aldea blanca de oscuros pescadores

EPISODIO

Eres la primera que te me paseas por aquí

Esta será ya lo veo tu última imagen

Estación Terminal

Este gallo que viene de tan lejos en su canto

Familia

Familia, me declaro culpable, tú

Finito todo y también estos brazos

Gallo

GALLO

Hotel Lucero

JONÁS

Kafka

La Calva

La claridad del día ya no es más

La desaparición de este lucero

La infancia

La infancia: el tema de unos juegos florales

La llamamos la Calva, creemos asistir

La mixtura del aire en la pieza oscura

La musiquilla de las pobres esferas

LA PIEZA OSCURA

MAYOR

Nada tiene que ver el dolor con el dolor

Ni aun la muerte pudo igualar a estos hombres

No hubo dolor en el momento justo

No me resolví nunca a abandonar la casa en el momento oportuno

No me voy de esta ciudad con la resignación de los visitantes en tránsito

No se renueva el personal de esta calle

No toco la trompeta ni subo a la tribuna

Nocturno

Nuestro entusiasmo alentaba a estos dias que corren

Pena de extrañamiento

PORQUE ESCRIBÍ

Puede que sea cosa de ir tocando

Revolución

Rimbaud

Soy sensible a este abismo, me enternece

Soy un poco poeta del chambergo flotante

Su ayuda es mi sueldo

Todo lo podría condenar igualmente, no se me pregunte en nombre de qué

Un tal Quevedo usaba del soneto