RIMA LIV

 Cuando volvemos las fugaces horas
        del pasado a evocar,
temblando brilla en sus pestañas negras
una lágrima pronta a resbalar.

  Y, al fin, resbala y cae como gota
        de rocío al pensar
que cual hoy por ayer, por hoy mañana,
volveremos los dos a suspirar.

autógrafo

Gustavo Adolfo Bécquer


subir Libro de los gorriones (nº36)   siguiente nº37 anterior nº35
volver Rimas (Edición 1871)   siguiente Rima LV anterior Rima LIII
manuscrito Manuscrito BNE
Voz: Leonelli Marcela Voz: Leonelli Marcela
Voz: Antonio Mula Franco Voz: Antonio Mula Franco
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio