anterior autor siguiente

      SONETO

EN QUE CELEBRA LA POETISA EL CUMPLIMIENTO DE AÑOS DE UN HERMANO SUYO

¡Oh quién, amado Anfriso, te ciñera
del mundo las coronas poderosas!
Que a coronar tus prendas generosas
el círculo del orbe corto fuera.

¡Quién, para eternizarte, hacer supiera
mágicas confecciones prodigiosas,
o tuviera las yerbas milagrosas
que feliz gustó Glauco en la ribera!

Mas aunque no halla medio mi cuidado
para que goces de inmortal la palma,
otro más propio mi cariño ha hallado

que el curso de tu vida tenga en calma:
pues juzgo que es el más proporcionado
de alargar una vida, dar un alma.

autógrafo

Sor Juana Inés de la Cruz


subir volver Soneto   siguiente anterior
facsímil Edición facsímil 1692
aumentar tamaño letra reducir tamaño letra poema aleatorio