Evaristo Carriego (1883-1912)



Menú de poemas por TÍTULO y primer verso



Ramón Pérez de Ayala autores Porfirio Barba Jacob




A CARCAVALLO

A CARLOS DE SOUSSENS

A Colombina en carnaval

A DOÑA SYLLA SILVA DE MAS Y PI

A JUAN JOSÉ DE SOIZA REILLY

A JUAN MAS Y PI

A la antigua

A todas las evoco. Pensativas

A veces, miro un poco entristecido

Accede, te lo ruego así. Dejemos

¡Ah, por fin sola! Te dejaron

¡Ah, si volvieras! ¡Cómo te extrañan mis hermanos!

¿Ahora el otro? Bueno, a ese paso

AHORA QUE ESTÁS MUERTA

Al astrólogo ensueño, sus novias: las estrellas

Algunos se hacen malas suposiciones

Amada, estoy alegre: ya no siento

Anoche la enferma se fue de la vida

Anoche, terminada ya la cena

AQUELLA VEZ EN EL LAGO

AQUELLA VEZ QUE VINO TU RECUERDO

Así anda la pobre, desde la fecha

Así la llaman todos los chicos de Palermo

Ayer en la taberna, tristemente

Ayer la vi, al pasar, en la taberna

Bajo la angustia

¡Bendito sea! Tan luego ahora

Caballero de Friburgo, de un castillo de aventuras

Canillita

CAPERUCITA ROJA QUE SE NOS FUE

Colombina, ¿Qué se hicieron

COMO AQUELLA OTRA

Como en los buenos tiempos

Como las extraordinarias

Como nada consigue siendo prudente

Como otras veces cuando la angustia

Como ya en el barrio corrió la noticia

Compadre: Si no le he escrito

Con el más reposado y humilde continente

Con la vista clavada sobre la copa

Con un blando rezongo soñoliento

Conque está decidida ¿No te detiene nada?

Conversando

Cuando escucho el rojo violín de tu risa

Cuando hace mal tiempo

CUANDO LLEGA EL VIEJO

De invierno

De la tregua

De primavera

De sobremesa

¡De todo te olvidas! Anoche dejaste

¡Déjala, prima! Deja que suspire

Dejó de castigarla, por fin cansado

Desde hace una semana falta ese parroquiano

DESPUÉS DEL OLVIDO

DETRÁS DEL MOSTRADOR

DÍA DE BRONCA

Dijo anoche, su canto de muerte

EL ALMA DEL SUBURBIO

EL AMASIJO

EL ANIVERSARIO

El barrio le admira. Cultor del coraje

EL CAMINO DE NUESTRA CASA

EL CASAMIENTO

El clavel

EL ENSUEÑO

El gringo musicante ya desafina

EL GUAPO

EL HOMBRE QUE TIENE UN SECRETO

El libro sin abrir y el vaso lleno

EL NENE ESTÁ ENFERMO

El otoño, muchachos. Ha llegado

EL SILENCIOSO QUE VA A LA TRASTIENDA

EL SUICIDIO DE ESTA MAÑANA

EL VELORIO

EN EL BARRIO

EN EL CAFÉ

EN EL CUARTO DE LA NOVIA

En el patio

EN LA ALDEA

En la gran copa negra de la sombra que avanza

En la noche

En la sombra

En medio del gentío ya no hay quien pueda

En silencio

En un carro triunfal hecho de auroras

En un largo alarido de tristeza

Enfermizas plenitudes

Entra sin miedo, hermana: no te diremos nada

ENVÍOS

ENVÍOS

ESTÁ`ENFERMO Y QUIERE VERTE

Está lloviendo paz. ¡Qué temas viejos

Exótica

Filtro rojo

Francamente, es huraña la actitud de este obrero

Frente a frente

Frío y viento. Ya en la casa miserable

Fue al surgir de una duda insinuativa

Fuma de nuevo el viejo su trabajosa

FUNERALES BÁQUICOS

Has vuelto, organillo. En la acera

HAS VUELTO

Hay que cuidarla mucho, hermana, mucho

Hoy el hogar no tiene la habitual alegría

Hoy es un d?horrible. Ya es valiente

Hoy ha tosido mucho. Van dos noches

Hoy recibí tu carta. La he leído

IMÁGENES DEL PECADO

INTERIOR

ÍNTIMAS

Invitación

LA APOSTASÍA DE ANDRESILLO

LA CANCIÓN DEL BARRIO

La casa amaneció triste, callada

La costurerita que dio aquel mal paso

LA COSTURERITA QUE DIO AQUEL MAL PASO

La dulce voz que oímos todos los días

La enferma abrió los ojos cuando la hermana

LA ENFERMA QUE TRAJERON ANOCHE

LA FRANCESITA QUE HOY SALIÓ A TOMAR EL SOL

La góndola volvía. Frente a frente

La guitarra

LA INQUIETUD

LA LLUVIA EN LA CASA VIEJA

La mesa estaba alegre como nunca.

LA MUCHACHA QUE SIEMPRE ANDA TRISTE

La muerte del cisne

LA MÚSICA LEJANA QUE NOS LLEGA

LA QUE HOY PASÓ MUY AGITADA

LA QUE SE QUEDÓ PARA VESTIR SANTOS

La Queja

LA SILLA QUE AHORA NADIE OCUPA

LA VIEJECITA

LA VUELTA DE CAPERUCITA

Las manos

Las rosas del balcón eran celosas

LAS ÚLTIMAS ETAPAS

Les tiene preocupados y triste la tardanza

Llegaba la noche con tono violento

LO QUE DICEN LOS VECINOS

Los lobos

LOS PERROS DEL BARRIO

LOS VIEJOS SE VAN

Lujosamente bella y exquisita

MAMBORET

Mambrú se fue a la guerra ¡Vamos, linda vecina!

Mañana cumpliremos

Me gusta verte así, bajo la parra

Me obseden tus manos exangües y finas

Mientras dice la lluvia en los cristales

MIENTRAS EL BARRIO DUERME

Murria

NINGUNA MS

¿No me respondes? Te han dicho

¿No te da tristeza? Bueno

No. Te digo que no. Sé lo que digo

¿NO TE VEREMOS MÁS?

Nos eres familiar como una cosa

Ofertorios galantes

¡Oh, señora: gentil dama de mis noches!

OTRO CHISME

Por el alma de Don Quijote

¡POR EL CORAZÓN!

Por el largo insomnio que tanto desvelo

POR ELLA

POR LA AUSENTE

POR LAS MADRECITAS MODESTAS

Porque después del golpe vino la airada

Porque en las partituras de su garganta

Porque esta hora todos la vivimos contigo

Porque hasta mí llegaste silenciosa

Porque hoy has venido, lo mismo que antes

Pues, aquí estoy señores. Pues yo soy Andresillo

Que este verso, que has pedido

¿Qué será de ti? ¡Hace tanto

¡Qué tarde regresas! ¿Serán las benditas

Ratos buenos

¿RECUERDAS?

Regresan de la era. Se oyen cercanas

Reíd mucho, hermanitas, reíd con esa risa

Reproche musical

RESIDUO DE FÁBRICA

Revelación

Ritos en la sombra

Sarmiento

Se levantaron de la mesa

Si de estas cuerdas mías, de tonos más que rudos

¡Si supieses!, Cada día

Si te sientas como anoche junto al piano

Sí, vecina: te puedes dar la mano

¡Siempre el mismo! Ingrato. Te parece poco

Sobre la acera, que el sol escalda

Sola

¡Tan colorada la sandía!

TE VAS

Tiene un rico sabor de canela

Tienes una voz tan dulce!

Todos están callados ahora. El desaliento

Tu risa

Tu secreto

¿Tú, tampoco me has oído?

Tus manos

Un instante no más. Vengo a cantarte

Un poco paliducha y adelgazada

Una luz familiar, una sencilla

Una noche de invierno, tan cruda

UNA SORPRESA

Vencía la sombra. Misterio, llegando

Viejos sermones

Visiones del crepúsculo

Vulgar sinfonía

Ya la tarde libra el combate postrero

Ya llegan cansados en rondas hambrientas

Ya lo sabemos. No nos digas nada

Ya los de la casa se están acercando

Ya puestos en camino

Ya tienes arrugas, ¡Qué vergüenza! Bueno