Rubén Darío (1867-1916)

Valle Inclán Julio Flórez autores inicio autores siglo XXI título y primer verso audio traducciones Foto: Rubén Darío biografía wikipedia poemas obras Dedicados a Rubén Darí buscar enlaces nuevo aleatorio selección poemas
MENÚ DE POEMAS por TÍTULO y primer verso

A AMADO NERVO

¡A aquel pobre muchacho

A COLÓN

A JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

A las doce de la noche, por las puertas de la gloria

A las evocaciones clásicas

A MAESTRE GONZALO DE BERCEO

A MARGARITA DEBAYLE

A PHOCÁS, EL CAMPESINO

A ROOSEVELT

A un cruzado caballero

A un tal que asesinó a diez

ABROJOS

¡Advierte si fue profundo

Al oír sus razones

AL REY ÓSCAR

ALABA LOS OJOS NEGROS DE JULIA

¡ALELUYA!

Allá en la playa quedó la niña

—Allá está la cumbre

ALLÁ LEJOS

Alma de oro, fina voz de oro,

Ama tu ritmo y ritma tus acciones

Amada, la noche llega

Amado es la palabra que en querer se concreta;

AMADO NERVO

Amo los pálidos rostros

Amo tu delicioso alejandrino

Anagke

Ananke

Animará la virgen tierra

AÑO NUEVO

Aquella frente de virgen

Aquí, junto al mar latino,

¡Argentina! ¡Argentina!

¡Argentina! el cantor ha oteado

Argentina, el día que te vistes

¡Argentina, región de la aurora!

¡Argentina! Tu ser no abriga

Así, Sire, en el aire de la Francia nos llega

AUTUMNAL

BAJO EL RETRATO DE ESPRONCEDA

BALADA EN HONOR DE LAS MUSAS DE CARNE Y HUESO

BALADA LAUDATORIA A DON RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN

Besando con furia loca

BLASÓN

Bota, bota, bella niña

BOUQUET

¡Buenos Aires! es tu fiesta

Buey que vi en mi niñez echando vaho un día

CAMPOAMOR

CANCIÓN DE CARNAVAL

CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA

Cantaba como un canario

¡Cantad, judíos de la pampa!

Cantaré del primer navío

Cantaré la paz sobre todo

CANTO A LA ARGENTINA

Cantos de vida y esperanza

CARACOL

CATULLE MENDÈS

CASO

CAUPOLICÁN

COLOQUIO DE LOS CENTAUROS

¿Cómo decía usted, amigo mío?

Cómo era el instante, dígalo la musa

Conspicuas guirnaldas de gloria

Convengo de cualquier modo

COSAS DEL CID

Cristal, oro y rosa. Alba en Palestina

Cuando cantó la culebra

Cuando el carro de Apolo pasa

Cuando la vio pasar el pobre mozo

... Cuando los toros

Cuenta Barbey, en versos que valen bien su prosa

¿Cuentos quieres, niña bella?

¿Dar posada al peregrino?

DE INVIERNO

De las eternas musas el reino soberano

De lo que en tu vida entera

DE OTOÑO

Dejad que siga y bogue la galera

DEL CAMPO

Del país del sueño, tinieblas, brillos

DEL TRÓPICO

¡Desgraciado Almirante! Tu pobre América

Después de Azul... después de Los Raros

¡Día de dolor

DICE MÍA

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo

Dijo sus secretos el faisán de oro:

Diré de la generación

Diré la beldad y la gracia

DIVAGACIÓN

DIVAGACIONES

DREAM

¡Ea! apretad esas cinchas

¡EHEU!

El alba aún no aparece en su gloria de oro.

El ave azul del sueño

EL ALA DEL CUERVO

EL CANTO ERRANTE

El cantor va por todo el mundo

El cisne en la sombra parece de nieve

EL FAISÁN

¡El himno, nobles ancianos!

El mundo en sus ejes rueda

El mundo es un papanatas

El olímpico cisne de nieve

EL PAÍS DEL SOL

El pobrecito es tan feo

EL POETA PREGUNTA POR STELLA

EL REINO INTERIOR

El retorno a la tierra natal ha sido tan

El traje de los vicios

El varón que tiene corazón de lis

ELOGIO DE LA SEGUIDILLA

En el kiosco bien oliente

En el libro lujoso se advierten

En invernales horas, mirad a Carolina

En la cálida tarde se hundía

En la isla en que detiene su esquife el argonauta

En la playa he encontrado un caracol de oro

En la tranquila noche, mis nostalgias amargas sufría.

En las pálidas tardes

En medio del camino de la Vida...

En su país de hierro vive el gran viejo

En tanto «pace estrellas» el Pegaso divino

En tus ojos un misterio

EPÍSTOLA

EPITALAMIO BÁRBARO

Era un aire suave, de pausados giros

Érase un cura, tan pobre

Es algo formidable que vio la vieja raza:

Es con voz de la Biblia, o verso de Whalt Whitman

Es la fiesta del Centenario

Es la tarde gris y triste

ESPAÑA

Éste del cabello cano

Este gran don Ramón de las barbas de chivo

Este vetusto monasterio ha visto

ESTIVAL

¿Eva era rubia? No. Con negros ojos

¡Éxodos! ¡Éxodos! Rebaños

¿Fue en las islas de las rosas

GAITA GALAICA

Gaita galaica, sabes cantar

GARCONNIÈRE

¡Gloria a América prepotente!

Ha pasado la siesta

Hay un tropel de potros sobre la pampa inmensa.

Hay un verde laurel. En sus ramas

He aquí el coro que entonan

He aquí el gran Dios desconocido

He aquí la exacta copia

¡Helena!

¡Helvéticos! La nación nueva

HERALDOS

Hermano, tú que tienes la luz, dime la mía

Héroes de la guerra gaucha

Hombres de Emilia y los del agro

Hombres de España poliforme

Horas de pesadumbre y de tristeza

Huye el año a su término

Ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda

INVERNAL

ITTE, MISSA EST

J.J. PALMA

Jesús, incomparable perdonador de injurias

Joven, acérquese acá

Junto al negro palacio del rey de la isla de Hierro

Juventud, divino tesoro

LA CABEZA DE RAWÍ

LA CALUMNIA

LA CANCIÓN DE LA NOCHE EN EL MAR

LA CARTUJA

LA COPA DE LAS HADAS

La estéril gran señora desespera

LA GITANILLA

¡La pampa! Inmolad un corcel

La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?

LA ROSA NIÑA

La tigre de Bengala

La tortuga de oro camina por la alfombra

Las hadas, las bellas hadas

LECONTE DE LISLE

LEDA

LETANÍA DE NUESTRO SEÑOR DON QUIJOTE

Lirio divino, lirio de las Anunciaciones

Llegad, hijos de la astral Francia

Llegué a la pobre cabaña

Lloraba en mis brazos vestida de negro

LO FATAL

LO QUE YO TE DARÍA

Lodo vil que se hace nube,

LOS CISNES

LOS MOTIVOS DEL LOBO

Los que auscultasteis el corazón de la noche

Madame Lugones, J'ai commencé ces vers

Mar armonioso.

Maravillosamente danzaba. Los diamantes

MARCHA TRIUNFAL

MARGARITA

Margarita está linda la mar

MARINA

Me dijo un amigo ayer

Me tienes lástima, ¿no?

MELANCOLÍA

Mes de rosas. Van mis rimas

Metro mágico y rico que al alma expresas

Mi pobre alma pálida

MÍA

Mía: así te llamas

Mientras el brillo de tu gloria augura

Mira, no me digas más:

Miré al sentarme a la mesa

Mis ojos espantos han visto

Misterioso y silencioso

Musa, la máscara apresta

Nada mejor para cantar la vida

Niña hermosa que me humillas

No quiero verte madre

Noche. Este viento vagabundo lleva

NOCTURNO

NOCTURNO

NOCTURNO

¡Oh, como cisne de Sulmona

¡Oh, luz mía! Te adoro

¡Oh mi adorada niña!

¡Oh, miseria de toda lucha por lo finito!

¡Oh, Pampa! ¡Oh, entraña robusta

¡Oh, Sol! ¡Oh, padre teogénico!

Oíd el grito que va por la floresta

ORACIÓN POR ANTONIO MACHADO

Os espera el reino oloroso

Padre y maestro mágico, liróforo celeste

PALABRAS LIMINARES

PALIMPSESTO

PARA UNA CUBANA

      PARA LA MISMA

Pensamientos de otoño

PEQUEÑO POEMA INFANTIL

Phocás el campesino, hijo mío, que tienes

POEMA DEL OTOÑO

Poesía dulce y mística

Ponedle dentro el sol y las estrellas

¿Por qué ese orgullo, Elvira? Que se domen

¡Pradera, feliz día! Del regio Buenos Aires

PRELUDIO

PRIMAVERAL

Primero, una mirada

Prólogo

Puede ajustarse al pecho coraza férrea y dura

Puede una gota de lodo

Pues si el torno de la Inclusa

Pues tu cólera estalla

Puso el poeta en sus versos

Qué alegre y fresca la mañanita!

¿Qué barco viene allá?

¡Qué bonitos

¡Qué cosa tan singular!

QUE EL AMOR NO ADMITE CUERDAS REFLEXIONES (A la manera de Santa Fe)

¿Qué lloras? Lo comprendo.

¿Que no hay alma? ¡Insensatos!

¡Qué piropo! Escalda y pincha

¿Que por qué así? No es muy dulce

¿Qué signo haces, oh Cisne, con tu encorvado cuello

¡Que vuestro himno soberbio vibre

¿Quién es candil de la calle

Quiero expresar mi angustia en versos que abolida

RECREACIONES ARQUEOLÓGICAS

Recuerdas que querías ser una Margarita

RESPONSO A VERLAINE

RETORNO

Rey de los hidalgos, señor de los tristes

RIMAS

Rosas rosadas y blancas, ramas verdes

¡Salgan y lleguen en buen hora

Saludemos las sombras épicas

SALVADOR DÍAZ MIRÓN

Se agita la urbe, se alza

Se erizaron de chimeneas

Se desgrana un cristal fino

Se ha casado el buen Antonio

Se tejerán frescas coronas

Señora, Amor es violento

Sí, yo he escrito estos Abrojos

Silencio de la noche, doloroso silencio

SONATINA

SONETO

Soy sabio, soy ateo

SPES

¡Su padre los echa! Yo, ha poco, lo he visto

Talle de vals es de Viena

Tan alegre, tan graciosa

TARDE DEL TRÓPICO

Te abriste como una granada

Tengo de criar un perro

Tenía una cifra

THANATOS

¿Tienes, joven amigo, ceñida la coraza

Tráfagos, fuerzas urbanas

¡Tras que la engaña el bribón

TRÉBOL

TRISTE, MUY TRISTEMENTE

Tu cuarteto es cuadriga de águilas bravas

Tú, el hombre de las estepas

Tú, que estás la barba en la mano

TÚ Y YO (I)

TÚ Y YO (II)

Un castillo de blancas azucenas

Un día estaba yo triste, muy tristemente

¡Un pensamiento! Cosa

Un poeta egregio del país de Francia

UN SONETO A CERVANTES

Una mañana de invierno

Una noche

Una selva suntuosa

Vamos por partes:

Vástagos de hunos y de godos

VENUS

VERLAINE. RESPONSO

VESPERAL

Viejo alegre, viejo alegre

¿Vienes? Me llega aquí, pues que suspiras

¿Viste

Vivió el pobre en la miseria

Voy a confiarte, amada

WALT WHITMAN

Y dijo la paloma

¡Y gloria! ¡Gloria a los patricios

Y mi inspiradora, alumna

¡Y yo, por fin, qué he de decirte

Ya de un corintio templo cincela una metopa

¡Ya viene el cortejo!

Yo adoro a una sonámbula con alma de Eloísa

Yo era un joven de espíritu inocente.

YO PERSIGO UNA FORMA...

Yo quisiera cincelarte

Yo sé que hay quienes dicen: ¿por qué no canta ahora

Yo soy aquel que ayer no más decía

Yo vi un ave